Elevator Pitch: qué es, cómo prepararlo, tipos y ejemplos

Qué es un Elevator pitch
5/5 - (1 voto)

¿Sabías que en menos de 1 minuto podrías conseguir ese cliente que tanto has soñado o ese socio que necesitas para repotenciar tu marca/empresa? Así es, solo 1 minuto. Pero para ello necesitas tener bien preparado un Elevator Pitch.

Puede ser que alguna vez hayas oído de esta técnica, pues muchísimos emprendedores y grandes empresarios la usan desde hace décadas. Pero, ¿qué es un Elevator Pitch?, ¿qué tipos hay y cómo crear uno que te garantice el éxito?

En este post te hablaremos de ello, también te daremos varios ejemplos eficaces, de manera que estés preparado para aprovechar tu próxima oportunidad de crecimiento.

¿Qué es un Elevator Pitch?

Un Elevator Pitch es un discurso de presentación y promoción que se presenta a un cliente potencial.

Se trata de resumir las cualidades que tienes tu o tu empresa y cómo podrían beneficiar a esa persona. El objetivo no es captar al cliente en ese momento, sino ganar la oportunidad de tener una conversación más amplia en otro momento.

La expresión Elevator Pitch en sí representa una idea más que ser un término como tal. Esta surgió en los años 80 cuando Philip Crosby usó el tiempo que duró el viaje en el elevador para presentarle su propuesta al CEO de la empresa en la que trabajaba.

elevator

Desde entonces, los emprendedores han usado la misma técnica para aprovechar las pequeñas oportunidades que tienen de presentar su negocio a un cliente potencial, o hasta para captar a un socio inversor.

Con el tiempo, el uso del discurso de presentación se diversificó y ya no solo se emplea en los elevadores, sino en todo contexto donde haya una oportunidad de crecimiento para la empresa.

¿Para qué sirve un Elevator Pitch?

Uno de los grandes retos de una startup es abrirse paso entre la competencia, en especial contra las grandes corporaciones. Por eso, no te puedes dar el lujo de perder las pequeñas ventanas que se te abran en algún momento. Así que un breve elevator pitch que esté bien preparado te puede ayudar a resaltar entre las demás propuestas.

Los discursos de presentación son herramientas de persuasión que te ayudarán a generar oportunidades; no importa el nivel empresarial que tengas o la calidad de tu producto, necesitas saber convencer a tu audiencia de que en realidad eres la mejor opción.

Además, en el mundo tan ajetreado en el que vivimos, lo que incluye los negocios, no hay tiempo suficiente para sentarse a conversar con un desconocido, por lo que debes esforzarte por hacer cada segundo de esa primera conversación sea productivo para ti.

Diferentes tipos de Pitch

Un pitch o lanzamiento puede darse en varios contextos, y de acuerdo con estos, se le da una denominación; por eso existen estos 4 tipos:

  • Elevator pitch: es un pequeño discurso de presentación que dura entre 30 segundos y 1 minuto. Se puede usar para captar un cliente o un socio potenciales.
  • Deck pitch: tiene el mismo objetivo que el anterior, solo que este puede durar más; de hecho, se parece más a una presentación que a un pitch, ya que también se puede usar láminas animadas y demás formas de apoyos visuales. Dura entre 10 y 15 minutos.
  • Pitch comercial: este puede ser del estilo Elevator o Deck, pero siempre centrado hacia la captación de clientes. Por lo tanto, debe incluir los beneficios que ofreces, tanto desde las bondades de tus productos como de las ventajas para el cliente.
  • Pitch para socios: también puede ser corto o largo; se enfoca en la captación de potenciales socios, así que se destaca la rentabilidad de tu negocio y las ventajas que ofreces por encima de la competencia.

¿Cómo preparar un Elevator Pitch exitoso?

Aunque un Elevator pitch no es muy largo, sí debe incluir la información más relevante y que a tu audiencia le interese, por eso, debes prepararlo en detalle antes de usarlo en cualquier contexto.

Estructura que debe tener tu Pitch

Al tratarse de un discurso, esta breve presentación igualmente tiene que tener una estructura. Esto no solamente le da orden a la información desde el punto de vista gramatical, sino también desde lo narrativo, y es que es muy importante jerarquizar los datos que vamos a usar.

Dicho esto, debes usar esta estructura:

  • Introducción: las primeras palabras son clave para hacerte notar, estas deben estar acompañadas del tono y postura apropiados, ya que de lo contrario no generas el suficiente interés, o peor aún, tu audiencia se distraerá con esto.
  • Presenta el problema: el planteamiento del problema te sirve para indicar el “punto de dolor” o necesidad que puede tener el cliente o socio, así como para dejar ver que conoces sus necesidades y que estás al tanto de cómo se mueve tu mercado o nicho.
  • Muestra la solución: este es el momento en el que dices lo que tu empresa o producto puede hacer por tu público; en otras palabras, decir quién eres y qué puedes hacer. El objetivo es mostrar el factor diferenciador que tienes o representas.
  • Conclusión: las últimas palabras deben dejar claro lo que quieres que la audiencia haga, pero de una forma atractiva, en un tono de invitación más bien que de orden o solicitud.

Pasos para crear un buen Pitch

Siguiendo la estructura que te hemos dado, ahora debes darle un cuerpo o relleno; para ello sigue estos 5 pasos:

  1. Preséntate: debes decir quién eres en realidad, no solo incluyendo tu nombre, sino qué haces en tu empresa y cuál es tu puesto. Lógicamente, esto va al inicio del pitch. Evita hablar demasiado de ti mismo, recuerda que tu interlocutor debe escuchar la propuesta completa y solo tienes unos segundos de plena atención, luego se desconectarán de lo que dices o simplemente se irán.
  2. Presenta tu empresa o producto: también debes incluir lo que tu empresa o producto es y hace. Es importante agregar los valores que esta tiene, los objetivos que persigue y lo que ha logrado.
  3. Resalta tu propuesta de valor: esta parte es para el factor diferenciador de tu empresa, es decir, el porqué eres mejor que la competencia. No lo enfoques como una comparativa con las demás empresas, sino que debes apuntar a las ventajas específicas que disfrutará el cliente.
  4. Genera engagement: una vez has hecho que el cliente piense en los beneficios de comprarte o asociarse contigo, dale el último “empujoncito” agregando un dato o estadística de cómo otros se han beneficiado con tu producto o empresa. También, puedes valerte de los elogios destacando las cualidades que sabes que tiene tu interlocutor.
  5. Revisa y corrige todo el discurso: no se trata de darle una repasada final, sino de analizar que lo que has escrito tiene sentido y orden, que en verdad estás cubriendo lo necesario e importante. Así podrás hacer los ajustes necesarios.

Ejemplos de Elevator Pitch exitosos

Para que te sea aun más sencillo crear un Elevator pitch exitoso, vamos a darte 3 ejemplos; puedes tomarlos como inspiración o simplemente usarlos tal cual:

Ejemplo 1: Usa los datos

En mis 10 años de experiencia dando servicios de mantenimiento de equipo electrónico empresarial, me he dado cuenta de que el 50% de las fallas se deben al mal manejo de los dispositivos. Por eso, además del mantenimiento, en nuestra empresa también damos breves charlas sobre el manejo de los equipos; una pequeña inversión para que nuestros clientes no pierdan más dinero comprando nuevos artefactos. Cuando quieras podemos hacer lo mismo por tu empresa”.

Ejemplo 2: Apelar a los deseos o sueños

Nada como unas merecidas vacaciones después de una larga temporada de trabajo, ¿verdad? Pero lo cierto es que planear todo el itinerario también es cansón, así que la solución es que contrates uno de nuestros paquetes de viaje donde todas las actividades ya están organizadas por temáticas. Lo único que tienes que hacer es elegir el que más te guste. Fácil y sencillo, ¿no crees? Tal vez por eso una vez un cliente agradecido dijo que somos el puente al disfrute”.

Ejemplo 3: Relata una historia

Hace poco un cliente tuvo que cambiar todo su sistema de gestión de recursos empresariales, y en tan solo dos semanas ya todo estaba listo; hasta nos sobraron 3 días para hacer seguimiento a las configuraciones. Con un poco más de capital, podemos llegar a más empresas con nuestro servicio especializado. ¿Le interesaría ser uno de nuestros impulsores?”.

Consejos y buenas prácticas a tener en cuenta al preparar un Elevator Pitch

Hay varias cosas que debes tener en mente al preparar tu Elevator Pitch, tanto para lo que puedes incluir como de lo que no.

Lo que debes hacer

  • Ser honesto: si vas a agregar algún dato o estadística, que sea real; en caso contrario dañarás tu reputación.
  • Adáptate: ten preparadas varias versiones del discurso, así podrás abordar a distintos tipos de clientes, desde los ejecutivos de alto rango hasta los de más bajo perfil.
  • Incluye la esencia de la empresa: no es necesario que menciones el nombre de la empresa, pero sí que dejes bien claro a qué te dedicas, el nombre ya lo verá el cliente en la tarjeta que le des.
  • Prepárate para seguir la conversación: si tu interlocutor responde al mensaje y quiere saber más de inmediato, debes tener planeado cómo seguir. Puede ser que prepares unas respuestas a las posibles preguntas, y en caso de que no sepas algo, no mientas, solo acuerda darle la información cuando la tengas.
  • Sé amigable pero respetuoso: usa un tono amigable, no quieres parecer apresurado o demasiado entusiasta, y mucho menos, intimidar a tu audiencia.

 Lo que no debes hacer

  • Usar palabras muy técnicas: si tu audiencia no está familiarizada con la terminología no sabrá de lo que le estás hablando.
  • Parecer una grabadora: si presentas tu discurso de una forma poco natural, darás la impresión de que eres una máquina reproduciendo un mensaje.
  • Ser muy tímido: es normal tener un poco de nervios, pero no debes permitir que esto te retraiga de hablar o de hacerlo con un estilo cabizbajo.
Suscríbete por email

¿Experto en esta herramienta?

Regístrate como experto en CMO Spain y accede a más contenido y ofertas de trabajo relacionadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.